Click here to skip navigation
An official website of the United States Government.

Speeches & Remarks Discurso de Graduación en la Universidad de Texas, Brownsville

Remarks of OPM Director Katherine Archuleta

Discurso de Graduación en la Universidad de Texas, Brownsville

Brownsville, Texas

May 10, 2014

¡Buenos días! Gracias Dr. García.

Graduados de la Universidad de Texas en Brownsville, clase de 2014, en primer lugar quisiera decirles ¡Felicidades!

Se han empeñado. Han perseverado. Ustedes han sobresalido. Y en pocos minutos, después de sólo unos pocos discursos más, terminarán. No más clases, no más ensayos, no más pruebas, no más  noches desveladas por estudiar, no más Red Bull.

¡Lo han logrado!

700 graduados, y una multitud de miles. Que orgullo para todos!

Hoy, delante de sus familias, delante de sus amigos, delante de sus profesores y de esta comunidad, esta comunidad de Brownsville, caminarán a través de este escenario y recibirán sus muy merecidos diplomas de esta universidad.

Detrás de ustedes están los rostros resplandecientes de sus madres y padres, abuelitas y abuelitos, hermanos y hermanas, tias, tios y primos. Por supuesto, sus primos.

Todos nosotros estamos aquí hoy para celebrar este momento en sus vidas - para honorar a sus  increíbles logros.

Hace años, yo estaba sentada en una audiencia como esta. Como muchos de ustedes, yo fui la primera de mi familia en graduarse de la universidad. Y al igual que ustedes, yo no lo hice sola.

Mi padre me regalo un muy, muy grande, muy viejo, muy feo, desperdiciador de gasolina Oldsmobile para que yo pudiera conducir a la escuela. Mi madre me motivo a empeñarme  en mis estudios porque ella sólo tenía una educación de quinto grado. Mis hermanos y mi hermana, también me apoyaron, al igual que sus familias están aquí con ustedes apoyándolos en esta ocasión.

Al igual que sus padres, mi madre y mi padre sabían que la educación es la clave para el sueño americano. Y como ellos, mi madre y mi padre hicieron todo lo posible para preparar a sus hijos para embarcase en el viaje de la vida.

Este será uno de los momentos más significativos en sus vidas. Ustedes recordarán este momento para siempre.

Me imagino que quizás no recordaran todo de lo que diga en mi discurso hoy.

Pero si pueden recordar sólo algunas cosas, me gustaría ofrecerles algunos consejos. Tal vez no hoy. Porque en realidad hoy es un día de celebración. Tal vez no mañana. Pero tal vez la próxima semana tendrán tiempo para reflexionar. Cuando ustedes tengan un poco de tranquilidad.

En ese día, quiero que simplemente se sienten por un momento y reflexionen.

Antes de empezar a buscar trabajo o lo que sea que v harán en los próximos meses. Yo quiero que piensen por un momento sobre aquellos hombros en los que se pararon para llegar a este punto en sus vidas.

Quiero que piensen en quiénes estuvieron allí para ustedes en este viaje. ¿Quiénes les dieron aliento . ¿Quiénes los mantuvieron concentrados. ¿Quiénes se rieron con ustedes. ¿Quiénes los ayudaron a pagar sus gastos. ¿Quiénes los motivaron. ¿Quiénes les recordaron que tenían que estudiar. ¿Quiénes los llevaron a clases. ¿Quiénes hicieron sacrificios para ustedes. ¿Y quiénes los inspiraron a seguir adelante.

Y piensen en sus amigos. Piensen en cómo se han apoyado y ayudado mutuamente. Ustedes pueden estar dejando Brownsville al seguir adelante con sus vidas. Pero apuesto que ustedes han hecho amigos para toda la vida aquí. Valoren esas amistades.

Después de ese momento, después de ese momento que tomen para pensar en todos los que los han tocado a lo largo de esta jornada.

Tal vez una cosa que podrían hacer es simplemente decir gracias.

Y eso es porque ninguno de nosotros logramos las cosas solos.

Así que tal vez no hoy, y tal vez no mañana, pero tal vez la próxima semana.

Se sentaran y pensaran acerca de lo que viene en sus vidas.

Ahora, sé que algunos de ustedes ya han hecho planes. Irán a la escuela para obtener un título superior. Ya tienen un trabajo.

Tal vez algunos de ustedes todavía están pensando en lo que van a hacer después de la Universidad de Texas en Brownsville. Pensando en lo que viene después es emocionante y, francamente, yo sé que puede ser abrumador.

Tantas preguntas, tantas opciones.

Tal vez pensar en quienes han ido antes de ustedes es un lugar para empezar. Piensen en las raíces profundas de éxito que existen aquí en este valle, aquí mismo en la ciudad de Brownsville.

Ustedes pueden rastrear las raíces de éxito en las historias de la gente de El Valle.

Mi amigo y mi mentor, alguien quien quiero profundamente. Federico Peña, nació aquí en Brownsville. Estudio en la Academia de St. Joseph's.

Él se convirtió en un activista de los derechos civiles, el alcalde de Denver, y el Secretario de Transportación de EE.UU. y luego en el Secretario de Energía de EE.UU.

Él fue el primer alcalde mexicano-estadounidense de Denver, el primer latino Secretario de Transportación de EE.UU., y el primer latino Secretario de Energía de EE.UU. Y todo comenzó aquí, en St. Joseph's, en Brownsville.

Sí, las raíces del éxito en El Valle son profundas.

Su presidenta, Julieta García, también nació en Brownsville. Ella y sus dos hermanos fueron la primera generación de su familia en ir a la universidad.

Cuando fue nombrado Presidenta de Texas Southmost College en 1986, la Dra. García se convirtió en la primera mujer mexicana-estadounidense para ser presidente de un colegio o universidad en los Estados Unidos. Se convirtió en la primera mujer mexicana-estadounidense en ser presidenta de un colegio o universidad en los Estados Unidos.

Las raíces del éxito en El Valle son profundas.

Domingo Martínez creció en Brownsville. Se graduó de la preparatoria Homer Hanna.

Su primer libro, The Boy Kings of Texas, a Memoir, fue finalista del National Book Award en 2012. Pronto será una serie de HBO, producida por Salma Hayek.

Las raíces del éxito en este valle son profundas.

Jesús Hinojosa se gradúa de la Universidad de Texas en Brownsville hoy! ¿Dónde estás Jesús?

Jesús ya ha tenido su primer perimisio. Él ha puesto en marcha su primer negocio de programación/software.

Un estudiante de física, Jesús está investigando los agujeros negros en el espacio. Y él va a estudiar para su doctorado en física. Veo más empresas nuevas en su futuro.

Sí, las raíces del éxito en este valle son muy profundas.

Así que, tal vez no hoy. Tal vez no mañana. Pero tal vez la próxima semana. Piensen en esos pioneros y sus mentores. Dejen que sus experiencias los guíen a lo que viene. ¿Quién sabe qué primicias están reservadas para ustedes? Sus futuros tendrán primicias en lo que ningunos de nosotros podemos imaginar. Ya saben, este es un momento muy emocionante para la comunidad latina. Estamos votando en cifras récord. Estamos eligiendo a más latinos a puestos políticos locales, a las legislaturas estatales, al Congreso. Nuestras voces están siendo escuchadas en los niveles más altos.

Somos una fuerza en las comunicaciones, en el comercio. Somos innovadores. Somos emprendedores.

Los latinos también están iniciando negocios a un ritmo tres veces más rápido que el promedio nacional.

Eso significa que sus oportunidades son tan grandes. Esta comunidad, sus familias, sus profesores, los han criado. Ellos les han dado las herramientas para crecer y lograr.

Pero ahora es su tiempo.

Así que tal vez no hoy. Tal vez no mañana. Pero tal vez la próxima semana. Espero que se tomen un momento para pensar en lo que los apasiona.

Piensen en lo que les ilumina el interior. ¿Qué los emociona para levantarse cada mañana? Lo que siempre han querido hacer.

Los animo a encontrar una manera de hacer lo que los apasiona. Y dejen que sus pasiones ayuden a determinar a sus futuros.

Están comenzando este próximo capítulo de su vida en una nación reconstruida después de la Gran Recesión. Pueden ayudar a que nuestro país sea un Estados Unidos con un sistema de inmigración que funcione, un Estados Unidos que se encargue de los más vulnerables, un Estados Unidos que sea líder mundial en política para solucionar el cambio climático.

Y espero que mientras descubren sus pasiones, que consideren el servicio público, que harán lo que otros en este valle han hecho – que ayuden a construir a nuestro país, a crear una unión más perfecta.

Nunca soñé cuando empecé como maestra de escuela primaria que iba a convertirme en la primera latina directora política para una campaña presidencial nacional.

O que me convirtiera en la primera Latina directora de la Oficina de Administración de Personal de EE.UU.

Pero yo sabía que tenía que seguir a mi pasión por el servicio público. Tuve mentores quienes me ayudaron a guiar mi camino. Y tuve, francamente, un poco de suerte.

Apuesto que JJ Guarjardo nunca pensó que cuando enseñaba ajedrez a su clase de la Escuela Primaria Russell para que se queden quietos en sus asientos y se comporten, que estaba creando la meca de ajedrez aquí en Brownsville. O que sería conocido como el Padrino de Brownsville Ajedrez. O que apenas el mes pasado, el equipo de ajedrez de UTB le daría una paliza a a la Universidad de Warsaw, en una partida de ajedrez virtual.

Así que supongo que tienen que estar abiertos a todas las posibilidades. No descarten ningunas ideas o ningunos experimentos. Nunca se sabe que va a encender a sus pasiones.

No pueden esperar a tener todas las respuestas inmediatamente. Simplemente no se encuentran  allí. El camino hacia sus futuros no siempre será fácil. Será, lo prometo, rocoso. Las tareas no serán fáciles. De hecho, algunas serán muy difíciles.

Pero aprenderán de cada experiencia. Ustedes pueden encontrar dignidad en cada paso. Ustedes pueden encontrar valor en cada tarea que se encuentran. Las pepitas de sabiduría que se reúnen a partir de cada uno de esos pasos los llevarán a la siguiente etapa de sus viajes.

Y compartan su sabidurías con los demás. Sí, encuentren a sus mentores. Pero también sean mentores. Ayuden a las personas que también están buscando a sus pasiones, a sus caminos.

Así que, tal vez no hoy, tal vez no mañana, pero tal vez la próxima semana, piensen en las primicias que puedan estar almacenadas para ustedes.

Tienen que dejar que sus pasiones, tienen que dejar que sus instintos los ayuden a conducir por el camino a un futuro que ninguno de nosotros aquí hoy podemos imaginar.

Sueñen en grande. Tomen riesgos. Esfuércense. No acepten un no por respuesta. No se limiten a pensar en lo que es posible. Luchen por lo imposible.

Gracias.

Control Panel